El activista del mortero sigue prófugo y se suman versiones sobre dónde podría estar

61

Desde el 18 de diciembre, Sebastián Romero, el militante de izquierda retratado mientras disparaba un mortero contra los policías afuera del Congreso que discutía la reforma de la Ley Previsional, continúa prófugo. Ex candidato en Santa Fe, en las últimas horas surgió la versión de que podría haber cruzado a Brasil, pero fuentes judiciales no confirmaron esa información y sólo aseguraron que continúan con una serie de medidas para encontrarlo.

El juez Sergio Torres, a cargo del caso, investiga “la hipótesis de un actuar organizado”, en incidentes que dejaron 88 policías heridos. Se calcula que los agresores “lanzaron 15 toneladas de piedras con efectivos de la Policía de la Ciudad ese día”, recordaron fuentes de la investigación.

De la ciudad de Rosario, días después de la orden de detención los defensores de Romero pidieron la eximición de prisión, lo que fue rechazado por el magistrado. Los abogados apelaron la medida ante la Cámara Federal porteña, pero volvieron a desestimarlo. Desde entonces, no hubo precisiones del paradero del militante del Frente de Izquierda.

La última información que circuló es que podría encontrarse en Brasil. La Justicia no confirmó la versión, pero tampoco quisieron descartarla. La realidad abre lugar a los rumores: hace más de 20 días que el activista de las rastas no aparece.

Fuentes judiciales aseguraron a Clarín que ya hubo dos “allanamientos en vivienda” y que en uno de los casos se dio con la familia de Romero. “A estas alturas, y con la cantidad de los días transcurridos, no se descarta la complicidad y ayuda de otros incluso económica”, agregaron.

Romero, precandidato por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores en Santa Fe, “fue indicado como alguien que cumplió un papel central y particularmente violento en la ejecución de ese supuesto plan”, remarcó la Sala I de la Cámara Federal porteña cuando confirmó el rechazo a su eximición de prisión.

El juez Torres, que liberó a unos 70 detenidos pocas horas después de los incidentes, sólo mantiene en prisión a César Javier Arakaki (otro militante filmado con dos palos en sus manos golpeando al policía Brian Escobar) y a Dimas Fernando Ponce, quien aparecía a su lado en las imágenes. Después de su indagatoria donde negó haber participado de los incidentes afuera del Congreso, solicitó su excarcelación que fue inmediatamente rechazada por el fiscal Guillermo Marijuan.

En cambio, Dante Barisone, el agente de la Ciudad que habría atropellado con su moto a una persona tirada en el piso fue liberado. (am990formosa.com)

Comentarios

Comentarios