Advierten que en Formosa “no estamos tomando en serio” a la escuela secundaria

600

El profesor en Filosofía y Ciencias de la Educación y Magíster en Educación, Mario Olmedo refirió a los informes que ubican a Formosa entre las provincias con menor rendimiento académico en el nivel secundario y aseguró que si bien son numerosas las posibilidades de concluir la escuela secundaria, muchas veces se pierde calidad en dichas alternativas.

“Hoy, en materia de escuela secundaria tenemos planes de 6 meses, de 1, de 2, de 5 y de 7 años. Cualquiera de esos caminos conduce al título secundario. ¿La calidad? y bueno, después se verá”, indicó y resaltó la prioridad del aspecto social de la situación.

“Si vemos el tema históricamente, la escuela secundaria no nació para esto y los profesores tampoco fueron formados para esto. Si esto es lo nuevo y diferente y esto es lo valioso. ¿Cuál es lo valiosos? Que todo el mundo pueda hacer la secundaria. Todo ciudadano sueña que Formosa no tenga más gente con escolaridad incompleta. Ahora, ¿cuánto cuesta eso? ¿Cuánto cuesta en materia de expresión idiomática, en materia de hábitos, en materia de encuentro con el texto, en materia de cálculos y recursos, en materia de socialización, en materia de asistir todos los días 4-5 horas reloj, en materia de encuentro con el docente, en materia del entusiasmo del docente, en materia de que el docente que me atienda no sea la quincuagésima hora que me atiende sino las primeras horas de lucidez que tiene? En fin, un montón de cosas”, añadió.

En lo que refiere a las pruebas educativas explicó que sirven de indicadores pero que el verdadero problema radica la forma de leerlos y la posición que adoptemos para hacerlo. Celebró el hecho de ser una provincia “en carrera, lo que significa que se están haciendo muchas inversiones, hay que reconocer eso, pero que todavía estamos lejos de encontrar las herramientas que nos puedan servir para encauzar la población estudiantil. Ese es un primer problema, ver qué las oportunidades están, no las pegamos muy bien todavía y vamos de ensayo en ensayo y de errores en errores. Es auspicioso el hecho”, reconoció.

Asimismo, señaló que los indicadores “nos destapan la olla y allí comenzamos con las acusaciones cruzadas o las defensas que no conducen a nada” y llamó a entender que el norte argentino, sociológicamente y culturalmente es la región más compleja del país, en la que convergen diversas variables.
Olmedo criticó en duros términos lo que consideró el verdadero problema del sistema educativo actual: “Lo que nos está indicando la actualidad a gritos y hace rato, que no le damos bolilla, es que la escuela secundaria es el cáncer del sistema educativo y necesita tratamientos de todo nivel, de toda complejidad y de toda importancia. Ese es el problema”.

Reivindicó el entrecruzamiento del sistema educativo con los programas sociales que tienen como condición la escolarización completa de los chicos y a continuación se interrogó ¿si Formosa tiene todas las herramientas y hay recursos y está la capacidad instalada y los colegios son suntuosos, por qué no arrancamos?; a modo de respuesta pidió sinceramiento, humildad, sentarse alrededor de una mesa y escucharse para marcar líneas de acción compartida: “nadie es omnipotente, nadie sabe todo en esta cuestión”, aseveró.

El profesor también valoró como “componentes necesarios pero no suficientes”, los avances en infraestructura y la inversión realizada en educación.; aunque aclaró que “la docencia en Formosa está lejos de ser la mejor tratada del mundo: no hay concursos, no hay respeto a la carrera docente, funciona todavía la dedocracia en la designación de directores. Aplaudo la normalización de Juntas, pero ¿esa Junta está aplicando algún modelo nuevo para elegir directores o está solo acumulando legajos y determinando burocracias? ¿A qué modelo estamos apuntando?”, se interrogó.

En esta dirección, llamó a revisar los modelos a seguir: “No estamos tomando en serio el hecho de que la escuela secundaria es nervio motor porque toma en la adolescencia al niño. Más que nunca tenemos la posibilidad de hacer las cosas en serio, pero no las estamos haciendo”, cerró. (LA MAÑANA)

Comentarios

Comentarios