Comienza zafra de la boa curiyú

435

Desde el ministerio de la Producción y Ambiente (MPyA), como hace ya 15 años, se informo del inicio a una nueva zafra para la caza de la boa curiyú para su aprovechamiento sustentable, enmarcado en el proyecto de buenas prácticas y bienestar animal.

Biólogos de la Fundación Biodiversidad y los técnicos del Gobierno de la provincia han realizado los reconocimientos anuales in situ para determinar el estado y la disponibilidad de las serpientes en los ambientes. Por ello, se suscribió la disposición conjunta por parte de la dirección de Registro, Control y Fiscalización y la de Recursos Naturales y Gestión.
El Programa de Usos Sustentable de la Boa Curiyú contempla el seguimiento de datos previos a la habilitación comercial así como el análisis minucioso de los que se obtendrán luego de las capturas de las mismas.

Dichos datos han permitido demostrar que el volumen de serpientes logrado durante años, así como el estado de las poblaciones de curiyú, depende fundamentalmente de las condiciones climáticas y otras variables ambientales, mientras que, no es- hasta ahora- evidente el impacto de la caza.

Esto se debe a que esta actividad se desarrolla en el bañado “La Estrella” que posee una superficie de más de 350.000 hectáreas, la caza la llevan a cabo 350 cazadores autorizados y habitantes del bañado abarcando unas 40.000 hectáreas.

Como todos los años, se contempla una campaña de educación y toma de conciencia entre los cazadores y acopiadores tendiente a lograr en el corto plazo un marco de buen trato y bienestar animal para con estas serpientes, durante la actividad de caza y faena.

Este hecho se enmarca en lo que el Ministerio y la Fundación Biodiversidad han llamado “Buenas Prácticas de Manejo y Cuidado Animal” el cual se encuentra incorporado a la legislación y a la norma que regula la actividad de caza de la boa en la provincia.

Estos temas, cobran particular interés en aquellos países y administraciones territoriales que sostienen una relación cada vez más evidente con el desarrollo sustentable, como es el caso de Formosa, y que junto a la seguridad alimentaria y otros asuntos son preocupación de Naciones Unidas.

La salida inicial de campo fue para los primeros reconocimientos anuales de estado y disponibilidad de las serpientes en el Bañado La Estrella y las zonas de caza. La segunda salida responderá a la verificación “Stock Cero”, que consiste en la constatación de la no existencia de cueros de temporadas anteriores y la inscripción en el centro de acopio.

Las personas interesadas en la actividad de caza de la boa, que aún no tengan registro, deberán inscribirse en las oficinas de los Destacamentos Fiscalizadores del interior provincial de la Dirección de Registro, Control y Fiscalización. (diariopinion.com)

Comentarios

Comentarios