Cristina Kirchner volvió al banquillo de los acusados en Comodoro Py y el juicio por la causa «Vialidad» se reanudará el 24 de junio

197

Tras ausentarse a la tercera audiencia por tareas legislativas, la exPresidenta regresó a los Tribunales federales para escuchar las acusaciones en su contra.

La ex presidenta Cristina Kirchner asistió a la cuarta jornada del juicio oral que se le sigue como presunta jefa de una asociación ilícita que cometió delitos con la obra pública nacional en Santa Cruz.

La actual senadora nacional y precandidata a vicepresidenta asistió al juicio por tercera vez, ya que el lunes pasado faltó y justificó la inasistencia con actividad parlamentaria en la Cámara Alta.

Pero para este lunes no presentó petición alguna y arribó poco antes de las 9.30 a los tribunales federales de Retiro, ingresó por un acceso lateral y fue directo a la sala de audiencias del subsuelo de Comodoro Py 2002.

El público que concurrió a presenciar la audiencia la recibió con aplausos hasta que se ubicó, como ya es usual, en la última fila de asientos destinada a los acusados junto a su abogado Carlos Beraldi.

Entre otros estuvieron los actores Gerardo Romano y Arturo Bonín y la Madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas, entre otros. Vestida de rojo y negro, la ex presidenta siguió la lectura de la acusación fiscal ante el Tribunal Oral Federal 2, por momentos abocada a la lectura de un libro, «38 estrelllas. La Mayor fuga de mujeres de una cárcel», en otros tramos consultando su teléfono o intercambiando comentarios con su defensor.

La jornada transcurrió con la lectura de la acusación fiscal, con un breve cuarto intermedio, y una vez terminado este trámite debe continuarse con los requerimientos de la Oficina Anticorrupción y la Unidad de Información Financiera. Entre el público estuvieron además Oscar Parrilli, Daniel Filmus, Nilda Garré y Carlos Tomada.

Dentro de la sala de audiencias por primera vez desde que comenzó el debate los detenidos Julio De Vido y Lázaro Báez se sentaron separados. Otro de los juzgados, José López, se quedó en la audiencia mientras en paralelo se realizaba otro juicio por presunto enriquecimiento ilícito a raíz de los bolsos con nueve millones de dólares que intentó esconder en un monasterio en junio de 2016.

En este juicio a López, ex secretario de Obra Pública del kirchnerismo, se prevé que el Tribunal Oral Federal 1 emita veredicto el jueves próximo. Cristina, los detenidos ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido y el empresario Lázaro Báez, entre otros acusados, son juzgados por el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz a favor de empresas del grupo Báez en el kirchnerismo. Según la acusación se trata de 52 obras adjudicadas a «Austral Construcciones», del grupo Báez y firmas vinculadas en Santa Cruz, muchas de las cuales no llegaron a concluirse y en otras hubo sobreprecio, según la acusación.

Los 13 imputados asistieron a la audiencia para seguir la lectura de las 584 páginas del requerimiento de los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques. El Tribunal Oral Federal 2 debe resolver si concede a la ex presidenta un permiso para viajar a Cuba a visitar a su hija Florencia, en julio próximo.

La anterior audiencia

La semana pasada, en la tercera audiencia del debaten el abogado de la exmandataria Carlos Beraldi se sentó solo en la última fila de la sala AMIA del subsuelo de los tribunales federales de Retiro, donde en las dos primeras audiencias estuvo acompañado por su defendida.

La senadora había presentado un escrito en el que informó de un compromiso en el Senado previsto para las 10.30 y por ello notificó que no concurriría a la audiencia en los tribunales de Comodoro Py 2002. El Tribunal Oral Federal 2 notificó a Beraldi que tenía 48 horas para presentar un escrito «firmado por la imputada que de cuenta de haberse informado» de lo que sucedió en la audiencia.

La exmandataria había presenciado las dos primeras audiencias del juicio y logró ausentarse en la tercera, después de que el TOF 2 la autorizara a faltar siempre y cuando acredite actividad parlamentaria que se superponga con la realización del proceso.

¿Viaje a Cuba?

La expresidenta pidió la última semana autorización para volver a viajar a Cuba, donde su hija Florencia Kirchner afronta un tratamiento médico. El planteo lo hizo ante el Tribunal Oral Federal 2, que la juzga por el direccionamiento de la obra pública en favor de Báez.

La exjefa de Estado pidió permiso para visitar ese país entre el 2 y el 10 de julio, período de tiempo que no interferirá en ninguna audiencia del juicio. Además, la fecha de partida será posterior al cierre de listas de candidatos para las próximas elecciones, el 22 de junio.

Es la tercera vez que la exmandataria solicita viajar a Cuba para acompañar a su hija, que sufre un linfedema, una enfermedad en las piernas y brazos. Las dos anteriores fueron del 14 al 22 de marzo y del 20 al 30 de abril. En ambas oportunidades logró la autorización de la justicia. (tn.com)

Comentarios

Comentarios