Critica con dureza a Cristina Kirchner: Guillermo Moreno y un desesperado pedido a los presos por los cuadernos: “¡Que los compañeros no canten!”

133

El reclamo lo hizo el ex secretario de Comercio en un diálogo con la esposa de Julio De Vido. Fue captado en una escucha judicial.

“¡Que no canten. Que los compañeros no canten!”.

La frase pertenece a Guillermo Moreno, el ex secretario de Comercio del kirchnerismo, y forma parte de un esclarecedor diálogo -captado por una escucha judicial legal- con Alessandra Minnicelli, la esposa de Julio De Vido. La conversación tensa la mantenían luego de la realización de actos políticos que ambos habían encabezado en medio de la tormenta desatada por la causa de los cuadernos de las coimas.

En el diálogo queda plasmada la situación política en torno del hombre que está en el centro del entramado de negocios oscuros que quedó expuesto por las anotaciones del chofer Oscar Centeno. Guillermo Moreno suplica que el mensaje que hay que “bajar” es único: que se mantenga el código de secreto, o en lenguaje peronista “que los compañeros no canten”.

“¿Qué mensaje le dieron a los que están presos? Yo el mensaje que di fue que no hablen. Que no canten. Que terminen de hablar. Que lo único que hacen es hablar boludeces. Ahora empezó el pelotudo de (Juan Manuel) Abal Medina”, disparó Moreno.

La esposa de De Vido redobló la apuesta: “Abal Medina es un cagón, Guillermo. ¿Vos escuchaste la estupidez que dijo?”, lanzó. Ambos le cuestionan al ex jefe de Gabinete que haya admitido que recibió dinero de manos de Roberto Baratta, el ex coordinador del Ministerio de Planificación.

Minnicelli intentó llevarle tranquilidad a Moreno al señalar que “los nuestros están firmes, sin dudas”, pero apuntó contra Carlos Wagner, el ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción: “A Wagner se lo voy a cargar. El tipo es un hijo de puta. Es una basura. Voy a juntar todos los discursos donde Wagner levantaba a Néstor, a Cristina y a Julio y lo voy a hacer bosta a ese idiota”.

Pero no solo hay enojo masticado y compartido entre los dos. Hay blancos móviles especiales, uno inesperado: Cristina Kirchner, a quien observan ajena a todos los sinsabores de sus empleados presos.

Durante el diálogo, Minnicelli sostuvo que era necesario “estar movilizados y en alerta y bancar a Cristina, porque sería el peor escenario que el lunes vaya presa”.

Pero Moreno la interrumpió: “No sería el peor escenario. Para ella es una cucarda ir presa, es al revés. Estamos ordenando la cosa en relación con las personas y no en función de la política. Con ese criterio Julio no va a salir más de la cárcel así. Yo lo tengo a Julio desde hace diez meses preso. Y los compañeros están cantando porque no les damos política. Por qué repetimos las estupideces. El mensaje tiene que ser un mensaje único”.

Pero no era lo único que el ex secretario de Comercio tenía para cuestionarle a Cristina: “Venimos hablando hace dos años y medio de la unidad y la que dividió la elección en la provincia de Buenos Aires fue Cristina”. (clarin.com)

Comentarios

Comentarios