DENGUE: Alerta por casos en Capital Federal y el conurbano.

990

El Ministerio de Salud de la Nación reconoció la existencia de más de 15 casos confirmados de dengue en la Capital Federal y distintas localidades del conurbano bonaerense, a los que podrían sumarse otros tantos que aún no fueron comprobados, según publicó Infobae.

Así consta en su último Boletín Integrado de Vigilancia, publicado el último 9 de mayo, que actualiza la información acerca de «eventos priorizados» o que requieren un monitoreo periódico, como es el caso de esta enfermedad infecciosa y potencialmente mortal, transmitida por el mosquito Aedes aegypti.

Aníbal Aristizábal, médico clínico del Hospital General Interzonal de Agudos Pedro Fiorito de Avellaneda, había alertado días atrás sobre la situación a través de una carta en la que advertía por la falta de información e implementación de medidas preventivas desde la cartera provincial de Salud. «Se trata de un dato preocupante, sobre todo si se tiene en cuenta que son casos autóctonos, es decir que no provienen de pacientes que han llegado infectados desde el exterior del país», dijo Aristizábal a Infobae.

«Tenemos todas las condiciones para que el dengue pueda asentarse en la Provincia de Buenos Aires», indicó el médico clínico, y enumeró: «Hay mala higiene ambiental, no hay redes cloacales en toda la provincia, hay pobreza, asentamientos y villas. Sumado a eso tenemos al mosquito Aedes aegypti, y ahora también tenemos el virus», aseguró en diálogo con este medio.

Para Aristizábal, que haya circulación autóctona de la enfermedad significa que sin dudas «tenemos dengue en la Provincia de Buenos Aires». «El que no quiere aceptarlo es porque no quiere abrir los ojos», agregó. Si bien cree que por la época del año la presencia del mosquito debería menguar, consideró necesarias medidas urgentes para evitar que la enfermedad se propague. Pero además, indicó, «el gran problema del dengue no es la infección sino la re infección» de personas previamente contagiadas, lo que produce la fiebre hemorrágica del dengue. La proliferación de casos podría agravar el panorama para cuando retornen los días de calor.
El médico es además presidente de la seccional Avellaneda de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (Cicop). Por su figura gremial, recibió la información a través de la infectóloga del Hospital Fiorito, que le confirmó cuatro casos en ese establecimiento público «con cierto grado de indignación, porque no se estaba difundiendo algo que ella caracterizaba como gravísimo», explicó.

La intención era recurrir al sindicato para que haga la denuncia pública correspondiente, pero a Aristizábal le pareció atinado dar a conocer la información cuanto antes. «Publiqué la carta a título personal porque no tuve tiempo de debatirlo con la seccional de Avellaneda,que lo comunicó después», dijo. Y recordó que el dengue es una enfermedad «grave», que tiene «una mortalidad de entre el 50 y el 70 por ciento».

La zona metropolitana no es la única afectada en el país. En la ciudad de Córdoba la situación es mucho más grave aún, ya que se han reportado 165 casos en lo que va del año.

Según publica el Ministerio de Salud de la Nación en la última edición del Boletín Integrado de Vigilancia, en Córdoba se registra un brote de dengue de serotipo (clasificación según el microorganismo) DEN4. En tanto, el informe reconoce la existencia en la Ciudad de 10 casos confirmados del serotipo DEN1, tres sin especificación de serotipo y siete casos probables, todos «sin antecedentes de viaje a zonas con circulación viral», lo que significa que son autóctonos. En localidades del conurbano bonaerense contabiliza cinco de serotipo DEN1 en Don Bosco, partido de Quilmes, más uno sin identificación de serotipo; uno en Vicente López y otro en Ramos Mejía. Otros 11 casos clasificados como probables hasta el momento, dos en Quilmes Oeste, tres en Bernal y uno en Wilde, todos sin registro de antecedente de viaje, más otros dos casos probables, uno de los cuales reside en Pergamino.

Desde el ministerio de Salud bonaerense aún no se ha encarado ningún tipo de campaña de difusión o prevención, más allá de alguna fumigación o desmalezamiento de rigor, por lo que aún hay un desconocimiento de la población en general.

Brasil atraviesa actualmente una fuerte epidemia de dengue que tiene como epicentro a la ciudad de San Pablo, donde reside la mayor parte de los infectados. Este año fueron confirmados unos 750.000 casos del virus que transmite el mosquito en este país de 200 millones de personas, con filas de espera de hasta cuatro horas o más en algunos hospitales que motivaron fuertes críticas a la política de Salud de la presidente Dilma Rousseff.

La enfermedad, que genera fiebre y dolor en las articulaciones, causó la muerte de 229 personas en lo que va del año, un 45 por ciento más que en el mismo período del 2014.

La carta de Aristizábal:

Por medio de la presente en mi condición de médico del Hospital Interzonal de agudos Pedro Fiorito doy aviso, a través de todos los medios posibles a la población, que en provincia de Buenos Aires se están registrando casos de dengue autóctono en los hospitales públicos; es decir personas que no han contraído el dengue al viajar a una zona endémica, lo que define que nos encontramos frente a una epidemia.

En el hospital solamente hemos confirmado por estudios serológicos al menos 3 casos autóctonos, el SIVILA (sistema de vigilancia de laboratorios) da cuenta de al menos 15 casos.

Desde el gobierno se comenzó a fumigar en las regiones de donde provienen los casos, pero no ha habido una alerta ministerial correspondiente. Los servicios de emergencia de los 77 hospitales de la provincia no han sido notificados de un alerta sobre posibles casos de dengue lo que dificulta el diagnóstico de los mismos (uno no diagnostica lo que uno no piensa). No hay campañas a traves de los medios de comunicación de pautas hacia la comunidad, ni se sugiere el uso de repelente, el vaciamiento de aguas estancadas etc. La prolongación de los climas cálidos debidos al fenómeno derivado del niño, favorecen la propagación de la enfermedad. Sin lugar a dudas desde el gobierno cuentan con que los climas templados propios del otoño autolimiten la epidemia.

Desde mi condición de médico de la provincia y agente de la salud pública, habiendo informado a las autoridades de mi hospital, denuncio este estado de omisión como una muestra más de la desidia del ministerio de salud y del gobierno provincial en materia de salud y preservación de las condiciones de salubridad de la población bonaerense. Se agradece la difusión de este comunicados por todos los medios posibles. (INFOCAMPO)

Comentarios

Comentarios