DIARIO PERFIL: EL RÍO PARAGUAY AL BORDE DEL DESASTRE, HAY CINCO MIL EVACUADOS EN FORMOSA.

436

La situación en el límite entre Paraguay y Argentina es cada vez más alarmante. Mientras que más de 70 mil familias paraguayas debieron evacuarse, en Formosa también cinco mil personas se vieron obligadas a desplazarse por la crecida del río Paraguay que está a pocos centímetros de su punto de «desastre».

Las principales ciudades argentinas comprometidas por el desborde del río son la ciudad de Clorinda y a la localidad Puerto Pilcomayo, ambas formoseñas. Por si fuera poco, se prevé que en los próximos días podría volver a llover y seguir agravando la situación de los evacuados, consignó la agencia AFP.

Sin embargo, las afectados no sólo están en la zona limítrofe con Paraguay, sino que también en la capital provincial hay cerca de 100 familias que están evacuadas en el Polideportivo Policial y en el salón de la Caja de Previsión Social, mientras que otros cientos se autoevacuaron a casas de familiares. Además, en Clorinda los evacuados viven en las casillas armadas a la vera de la ruta 11 en el acceso a Puerto Pilcomayo.
Inundaciones en Asunción: más de 40 mil evacuados por el desborde del Río Paraguay La perspectiva para junio de 2019 tampoco es alentadora para Formosa, ya que se esperan nuevas lluvias durante todo el mes e, incluso, en los primeros días el agua caída podría llegar a los 100 milímetros.

Según las últimas estimaciones, en el puerto de Formosa, el río se ubicaba en casi los 10 metros que significa la «cota de desastre»- y en Puerto Pilcomayo, en 7,99, consignó el medio Infocampo, lo que determinó que haya más de 5.000 evacuados, 1.000 de ellos paraguayos, que están alojados en albergues de Clorinda.

La crecida del río Paraguay provocó que evacuaran a 5 mil personas en Formosa.
El Director de Sistemas de Información y Alerta Hidrológica del Instituto Nacional del Agua, Juan Borus aseguró en una entrevista realizada en FM Espacios que “la situación del río en la zona de Formosa aún es complicada”. Y agregó que con con el Servicio Meteorológico Nacional “estimamos que la crecida del río Paraguay continuará y el proceso de franco descenso, recién comenzaría a concretarse hacia fines del mes de junio de 2019”.

La peor crecida del río Paraguay en 50 años afectó a más de 80 mil familias La situación en Paraguay En cambio, en Paraguay la situación es aún más grave. Con una crecida vertiginosa que continúa y que ya provocó el desplazamiento de unas 70 mil familias. Entre las localidades paraguayas más devastadas, se encuentra Nanawa, un pueblo de 6000 habitantes que vive del comercio con la vecina localidad argentina de Clorinda, a unos 60 kilómetros por tierra y, a una hora por agua desde el puerto Sajonia de Asunción, pero que en estos momentos está literalmente sumergida. Apenas unas 100 casas siguen habitadas. Los pocos vecinos que quedan se pasaron a la segunda planta de las viviendas y se desplazan en bote para acarrear víveres, consignó AFP. Los desplazados fueron ubicados en villas de emergencia ubicadas en Clorinda y puerto Falcón (Paraguay), que todavía resisten el avance silencioso pero implacable de las aguas. La crecida del río preocupa tanto a Argentina como a Paraguay. «El agua no te avisa. Ya tengo suficiente experiencia», dijo resignada Graciela Acosta (de 39 años), quien iba junto a su hija Jazmín (de 17 años) en un bote, cargado hasta el extremo de muebles y electrodomésticos, además de su perro Pirulín, acostado plácidamente en un colchón.

Sin mi perro no me voy a ninguna parte. Es la tercera vez que nos estamos mudando, expresó Graciela Acosta El curso de agua aumentó 2 centímetros en Asunción, para sumar 7,56 metros de crecida alrededor de la capital, 44 centrímetros menos que la «cota de desastre» de 8 metros, establecida por la Dirección de Hidrología. Las familias buscan refugio ante las inundaciones. Si bien la máxima crecida se produjo en 1983 cuando el río sobrepasó los 9 metros en Asunción y las aguas alcanzaron la céntrica calle Palma y Colón, esta vez el fenómeno afecta a más pobladores que se establecieron en el cinturón pobre e inundable de la ciudad, explicó Nelson Pérez, subdirector de Hidrología. Las inundaciones que ha habido son todas por efecto de la lluvia. Se va a llegar a un pico en los primeros 15 días de junio, que no será mucho mayor al actual. A partir de allí, el agua empezará a descender en todos los lugares», aseguró Pérez.

Comentarios

Comentarios