El gobernador Insfrán presidio la ceremonia evocativa al 9 de Julio

108

El gobernador Gildo Insfrán presidio este lunes los actos conmemorativos al 202° aniversario de la independencia nacional, donde se puso en valor la figura de los próceres de la emancipación argentina, invocándose a que “por nuestra dignidad y la de nuestros hijos, reconquistar nuestra libertad en riesgo”.

Junto al presidente provisional de la Legislatura, Armando Cabrera, el intendente Jorge Jofre, el presidente del STJ, Ariel Coll y el Jefe de Gabinete, Antonio Ferreira, el primer mandatario asistió primero al Mástil Municipal para el izamiento de los pabellones nacional y provincial.

Luego sobre avenida Néstor Kirchner, luego de una poesía alusiva a cargo de escolares de la escuela 2 “Sarmiento” y las reflexiones del diputado provincial, Rodrigo Vera, se desarrollo el colorido desfile cívico-militar que cerró la evocación.

El diputado Vera al evocar la fecha marco que no fue un detalle menor que diez días después de aquel 9 de julio, en la sesión de 19 de julio se aclarara en ese congreso, que la independencia era no sola de España sino de toda otra dominación extranjera”
Aclaro la necesidad de esa reseña dado que “en esa época existían criollos que negociaban secretamente la entrega de las provincias del rio de La Plata a la dominación británica, como expresamente lo propuso Alverar al embajador ingles en Rio de Janeiro”.

Dijo que lo ocurrido fue un “signo de la época. Es que a pesar de tener la independencia declarada, la verdadera libertad del pueblo argentino vivió innumerables marchas y contramarchas”, indicando que lo ocurrido lego una una enseñanza que exhorto a no olvidar nunca: “Y es que la soberanía de un país no es un logro permanente, sino una cualidad que se potencia, debilite o se pierde, según cuanto está dispuesta a defenderla su pueblo”.

“Defenderla ante quien?”, interrogo, señalando que “los libros siempre aludieron a las potencias extranjeras y su deseo de dominar a nuestro país, pero omiten aquellos que exponía Jauretche cuando decía: “Si malo es el gringo que nos compra, peor es el criollo que nos vende”.

Evoco la amargura del libertador José de San Martin, cuando en plena batalla por nuestra independencia decía: “los ricos y terratenientes se niegan a luchar, me dicen que les da lo mismo seguir siendo colonia”, aclarando que “algún día sabrá esta patria que fue libertada por los pobres, los hijos de los pobres, los indios y los negros que no volverán a ser esclavos de nadie”.

Dijo que “esas duras palabras marcan claramente que ya en aquella época existían sectores que anteponían los intereses de sus propios negocios por sobre la libertad de nuestra incipiente nación. Aunque también existían innumerables argentinos dispuestos a dar todo, incluso la vida, por la libertad de nuestra patria”

TENSIÓN, AHORA GRIETA

Expuso el legislador que “esta tensión, ahora llamada grieta, se mantuvo a lo largo de nuestra historia. Por un lado gobiernos unitarios y centralistas que privilegiaban los intereses del puerto, sometidos a las potencias extranjeras, pero de gran soberbia con las provincias del interior, boicoteaban las campañas de Belgrano, la de San Martin y Artigas, combatieron a los caudillos federales y toda expresión de autentica argentinidad”.

Significo que “los ideales de aquellos patriotas, incluyendo a Artigas, Juan Manuel de Rosas, y más contemporáneos a Hipólito Yrigoyen y Juan Domingo Perón, personas que dijo encarnan un pensamiento nacional profundamente argentino”.

Valoro Vera la “justa la memoria popular, porque en esos retrocesos hubieron cientos de traidores y personajes menores que no escatimaron engañar los intereses argentinos por beneficiar los propios. Hoy sus nombres se encuentran descoloridos por el paso del tiempo o yacen en la oscuridad del olvido”. Marco el contraste que “nuestros héroes que en su época fueron vilipendiados, atacados e incluso desterrados, hoy son recordados con amor y admiración por su pueblo, y sus nombres engalanan ciudades, plazas, calles y escuelas; a ellos nuestro eterno agradecimiento”. (diariopinion.com)

Comentarios

Comentarios