El profesor Medina pidió la expulsión del alumno que lo agredió dentro del establecimiento educativo

81

El profesor de Historia Mario Medina se mostró sorprendido e indignado por la violenta agresión que sufrió por parte de un alumno de 17 años, en medio de una clase en la Escuela Provincial de Educación Secundaria Nº 95, del barrio Illia.

“El caso ocurrió el miércoles por la mañana y estuve internado en una clínica hasta las 19 de ese día. Sufrí un golpe en el pómulo izquierdo y hematomas en el labio superior izquierdo y en la cabeza. Nunca pensé que me podía pasar algo así”, comentó Medina a La Mañana.

El docente explicó que en medio de las observaciones que realizó al alumno que defendía un trabajo práctico, durante una exposición oral, recibió un puñetazo en el rostro que lo llevó a perder el equilibrio y una vez en el piso comenzaron las patadas, hasta que los demás alumnos y la directora lograron controlarlo.

“Ni siquiera lo desaprobé. Sino que le di la posibilidad que rehaga el trabajo en función de las observaciones que le había hecho para volver a exponer el próximo miércoles. En medio de las sugerencias y críticas, sentí un golpe de puño y reaccionó en forma violenta. Como estoy operado en la rodilla derecha y tengo una prótesis, caí de una trompada y en el suelo siguieron los golpes”, sostuvo.

Medina tiene 39 años y aseguró que en sus cinco años como docente, es la primera vez que le toca enfrentar un caso de violencia en un establecimiento educativo.

El docente volverá a sus actividades escolares hoy en otra escuela y el miércoles de la semana próxima regresará al aula del local escolar donde fue agredido. “No tengo miedo de volver, pero voy a separar lo didáctico de lo judicial porque hice una denuncia en la Subcomisaría del barrio Colluccio por agresión”, agregó.

Planteó que el alumno que lo agredió fue suspendido en forma temporal y remarcó que tras lo vivido pide la expulsión del alumno. “Pido la expulsión porque no está en condiciones de estar dentro de una institución educativa y su conducta lo manifiesta. Debe estar en un centro especializado y recibir ayuda. Hay que sacarlo de la escuela para ver qué se puede hacer con él mediante la intervención de un gabinete psicopedagógico u otro organismo del Estado. Creo que la forma en que actuó fue desmedida y entiendo que se debe tomar una medida ejemplificadora para que otros alumnos no lo quieran imitar por el solo hecho que un docente no le apruebe una materia”, entendió.

Agradeció el apoyo que recibió de sus colegas, de los directivos de la institución y de los gremios Voz Docente y Docentes Autoconvocados, que en todo momento expresaron su solidaridad, y negó en forma rotunda las versiones que sostenían que el profesor también habría agredido al alumno. (lamañanaonline.com)

Comentarios

Comentarios