El salario docente formoseño es el más bajo y el que peor cae ante la línea de pobreza.

462

Según un informe realizado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), la provincia de Formosa es la que tiene los trabajadores docentes peores pagos de toda la región del noreste argentino. Asimismo, el salario de los docentes chaqueños es el único que está por encima de la línea pobreza regional.

Los conclusiones surgen de la comparativa realizada por el CEPA, quien analizó la cantidad de docentes de cada provincia y el promedio de salario bruto para un docente de Educación Primaria, Jornada simple y Enseñanza Común con 10 años de antigüedad.

Informe nacional

La fuente utilizada para el análisis es el Informe indicativo de salarios docentes de la Coordinación General de Estudio de Costos del Sistema Educativo del Ministerio de Educación y Deportes (CGECSE) y los datos provistos por el INDEC respecto a la Casta Básica Total (CBT).

Según el informe, el sueldo de los docentes formoseños es el más bajo en comparación a las provincias de la región. El salario a diciembre de 2018 en Formosa corresponde a 15.390 pesos, mientras que en Corrientes es de $16.070, en Chaco 22.430 pesos y en Misiones $16.675.

La provincia paga los peores salarios docentes de toda la región a maestros formoseños.La provincia paga los peores salarios docentes de toda la región a maestros formoseños.Asimismo, se observa que la totalidad de docentes formoseños (16.631) percibe sueldos por debajo de la línea de pobreza regional que corresponde a $21.278. Esto se encuadra en el ámbito nacional, al analizar el panorama del país, en el cual el 80% de los docentes de toda la Argentina se encuentra por debajo de la línea de pobreza regional de INDEC, y solo siete provincias presentan promedios salariales por encima de la línea.

Nadie sabe qué cobra

La crítica situación docente formoseña se ve empeorada por la forma en que se confeccionan los recibos de sueldo. Los trabajadores de la docencia locales no entienden sus recibos de sueldo.

Están tan mal confeccionados, o en todo caso, tan complicada es su forma en que fueron hechos, que muchos trabajadores no entienden cual es su salario bruto, sus adicionales, sus descuentos y su sueldo neto total, que encima, nunca coincide con lo que los docentes encuentran en su caja de ahorros.

Otro dato negro, es el hecho de que un gran porcentaje del salario docente tiene sumas en negro, las cuales no se consideran a la hora en que se debe calcular el aguinaldo, que siempre las autoridades educativas toman de la suma más baja, el salario bruto sin los adicionales en negro.

Muchos docentes hablan en las redes sociales que este tipo de manejo en la forma de confección de recibos de sueldo, solo esconden una maraña de mecanismos ilegales para quedarse con plata de los sueldos docentes.

Aquellos trabajadores que detectan montos menores que los que deben percibir, no se animan a denunciar o a hacer reclamos porque en definitiva, terminarían con una situación peor, ya que serían “marcados” por autoridades educativas como “rebeldes” con consiguiente pérdida de beneficios laborales.

Así las cosas, los docentes formoseños (no directivos docentes), son todos pobres (no superan la línea de pobreza), todos son víctimas de estafa (sumas en negro), y víctimas de hurto (robo de dinero escondido en complicados cálculos de pago de haberes).

Ni con el aumento

Y lo peor de todo, es que con el 25% de aumento salarial que impactó en el pago de haberes de este mes a estatales, con eso y todo, aún así no alcanzan a superar la línea de pobreza. Esto lo sabe el Ejecutivo provincial, y lo conoce también el ministro de Educación, pero nadie asoma esfuerzos por revertir este triste panorama para un trabajador docente que debería ser valorado porque es el encargado de inculcar valores a nuestros hijos. (elcomercial.com)

Comentarios

Comentarios