Empieza el primer juicio oral a Cristina Kirchner por asociación ilícita

458

La expresidenta está acusada de haber favorecido al empresario Lázaro Báez con la adjudicación de 51 obras públicas por 46.000 millones de pesos.

El juicio oral a la expresidenta Cristina Kirchner, su ministro de Planificación Julio De Vido y otros once acusados de formar una presunta asociación ilícita que favoreció al empresario Lázaro Báez, con la adjudicación de 51 obras públicas por 46.000 millones de pesos, comenzará este martes. El proceso se extenderá por casi un año y contará con la declaración de unos 160 testigos.

La senadora nacional afrontará desde las 12 el primer juicio ante el Tribunal Oral Federal 2, luego de que éste rechazara el lunes dos planteos con los que Báez buscaba que se postergara su inicio. La defensa del empresario detenido había presentado el viernes recusaciones contra dos de los tres jueces que integran el tribunal. La solicitud no fue aceptada por considerarse que no introdujeron ningún «elemento novedoso que justifique» el apartamiento de los magistrados Rodrigo Giménez Uriburu y Adriana Palliotti, quien actúa como cuarta jueza en el Tribunal en caso de ser necesaria una suplencia.

Giménez Uriburu y Palliotti juzgan actualmente a Báez, sus cuatro hijos y otros acusados por lavado de activos en la llamada «ruta del dinero K» como integrantes del Tribunal Oral Federal 4, y por ello la defensa del empresario reclamó su apartamiento en la causa «Vialidad».

Las causas judiciales en las que está procesada Cristina Kirchner. (Fuente: AFP).
Las causas judiciales en las que está procesada Cristina Kirchner. (Fuente: AFP).
Pese a ese reclamo concretado al filo del cierre del horario de atención judicial el viernes, los preparativos para el juicio avanzaron en el sexto piso de Comodoro Py 2002, sede del TOF 2, apenas la Corte Suprema de Justicia de la Nación devolvió los 60 cuerpos del expediente del caso.

Los jueces Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu prevén iniciar el debate oral con la lectura de los requerimientos de elevación a juicio de los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, de los dos organismos querellantes, la Oficina Anticorrupción y la Unidad de Información Financiera, y el auto de elevación del juez de instrucción Julián Ercolini. Esta lectura demandará unas cuatro audiencias, desde este martes y luego todos los lunes.

Cuatro de los 13 acusados, De Vido, el exsecretario de Obras Públicas José López, el primo del expresidente Néstor Kirchner, Carlos Kirchner, y Báez serán trasladados desde los penales en que se encuentran detenidos e ingresarán directamente a la sala junto a personal del Servicio Penitenciario Federal.

Los jueces definirán en qué lugar se sentará cada acusado, junto a sus abogados defensores en la sala de audiencias. La asistencia de los procesados es obligatoria en la etapa de lectura de las acusaciones, declaraciones indagatorias y al final del debate, para alegatos y veredicto.

Una vez finalizada la lectura de los requerimientos de acusación, se dará paso a las llamadas «cuestiones preliminares» y allí se espera que las defensas intenten suspender el juicio al plantear nulidades vinculadas a la falta de resolución por parte de la Corte Suprema, de ocho recursos de queja planteados contra decisiones del Tribunal Oral.

Todos los planteos deberán ser respondidos por el fiscal del juicio, Diego Luciani, y las querellas, y luego serán resueltos por el Tribunal.

Además de Cristina Kirchner, De Vido, López, Kirchner y Báez serán juzgados Nelson Periotti, Raul Daruich, Mauricio Collareda, Héctor Garro, Juan Villafañe, Raúl Pavesi, José Raúl Santibañez y Abel Fatala.

Para el segundo semestre se prevé que comiencen las declaraciones de testigos con unos 160 convocados, entre ellos los exjefes de gabinete Alberto Fernández, Juan Manuel Abal Medina, Aníbal Fernández, Jorge Capitanich y Sergio Massa; el exsecretario Legal y Técnico de la presidencia Carlos Zannini; y el valijero arrepentido Leonardo Fariña.

Además se citará a empresarios como Ángelo Calcaterra, Carlos Wagner, Juan Chediak, Enrique Eskenazi y Eduardo Eurnekian.

«Cuando llegue el momento de citarlos, se evaluarán los casos en los que hay ahora procesamientos en la causa cuadernos y se verá si se mantiene la decisión de llamarlos como testigos», explicaron fuentes judiciales.

Los detalles de la causa

La llamada causa «Vialidad» se convirtió en una de las más grandes que se tramitan en los tribunales federales de Retiro, dado que tiene 60 cuerpos de expediente con 200 hojas cada uno y unas 150 cajas con documentación.

«Para lograr sustraer los fondos del Estado, esta asociación, entre otros planes delictivos, escogió la obra pública vial como uno de los medios propicios para obtener el dinero del Tesoro Nacional y para ello convirtieron en empresario de la construcción a Lázaro Báez, a quien habrían de enriquecer a lo largo de 12 años a expensas del interés de la sociedad seleccionando a la provincia de Santa Cruz como el lugar en donde, con la colaboración de funcionarios locales, se ejecutaría la matriz de corrupción», especificaron los fiscales en el requerimiento de elevación a juicio. Ese párrafo es parte del texto que se leerá en la sala.

El juez federal Julián Ercolini procesó a los acusados por entender que hubo direccionamiento en las 88 obras públicas nacionales hechas en Santa Cruz entre 2004 y 2015 y que 51 de ellas se adjudicaron a empresas del grupo Báez por 46.000 millones de pesos.

Los delitos son asociación ilícita en concurso real con administración fraudulenta en perjuicio de una administración pública y en el caso de la expresidenta con un embargo de diez millones de pesos. La investigación se inició por denuncia del exjefe de Vialidad Nacional, Javier Iguacel.

El operativo de seguridad

A primera hora de la mañana del lunes representantes de la defensa de Cristina Kirchner, a cargo de Carlos Beraldi, mantuvieron un encuentro con personal a cargo de la seguridad del edificio, en el cual habrá apostados unos 70 policías federales.

La exmandataria ingresará por el sector lateral próximo a Retiro, por donde solo deberá caminar diez metros hasta la sala de audiencias, llamada «AMIA». Se trata del espacio con mayor capacidad de todo el edificio, ya que tiene la posibilidad de albergar un total de 162 personas.

Desde el TOF 2 ya se avisó a la seguridad que todo el público debe estar sentado, y ello incluye el sector superior de la sala, para los periodistas de más de 70 medios de comunicación acreditados, tanto nacionales como internacionales.

Además, se va a disponer de un vallado perimetral al acceso de Cristina Kirchner y de distintas zonas del edificio, sumado a que se reforzaron los ingresos con la presencia de una garita de seguridad y personal de Policía Federal.

El giro de la Corte Suprema

El Máximo Tribunal devolvió el jueves pasado los 60 cuerpos originales de la causa, luego de fotocopiarlos y certificar en 24 horas las 12.000 hojas del expediente que recibió un día antes.

«Toda vez que se ha finalizado la extracción de copias certificadas de los autos principales, devuélvanse al Tribunal de origen», consignó en un breve oficio la Corte Suprema de Justicia.

Apenas la causa volvió a Comodoro Py, los expedientes fueron llevados en dos carretillas desde un acceso lateral donde estacionó el vehículo a las oficinas del Tribunal Oral Federal 2 en el sexto piso de los tribunales federales.

Cuando la Corte Suprema le había pedido al TOF 2 el expediente, quedó en duda el inicio del juicio y el caso provocó una fuerte reacción social, que incluyó el miércoles por la noche protestas por la posible demora en el arranque del proceso oral contra la expresidenta.

Su candidatura y la palabra de Alberto Fernández

Horas después de que se anunciara que Cristina Kirchner se presentará como candidata a vicepresidenta en las elecciones nacionales de este año y antes de que comience el juicio, su compañero de fórmula se expresó sobre la Justicia. Alberto Fernández adelantó que ante una posible victoria en las elecciones revisará los fallos dictados en los últimos años.

«Hay que ver lo que han hecho los magistrados. Ellos deben responder por sus fallos. Me parece que vamos a tener que revisar muchas sentencias que se han dictado en los últimos años, que carecen de todo sustento jurídico y de toda racionalidad jurídica», afirmó el domingo por la noche en diálogo con el programa El Destape. «En materia penal esto se ve claramente», agregó.

Fernández se refirió al papel de los jueces Claudio Bonadio y Julián Ercolini en los juicios contra Cristina Kirchner por asociación ilícita, cohecho activo y pasivo y administración fraudulenta.

«Las cosas que han dicho fueron dantescas. Hubo un mecanismo absolutamente cuidado por el cual ciertos magistrados encontraron el apoyo en la Cámara Federal de la teoría Irurzun y también por la Cámara de Casación con los fallos de Gemignani, Hornos y Borinsky, que han operado casi como un sistema de mayoría automática que avalaban casi todas las decisiones que venían de la justicia federal», explicó. (tn.com)

Comentarios

Comentarios