Exportación récord de carne vacuna en 2018: aumentó un 78% con respecto al 2017

358

Según un informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la Argentina, las ventas al exterior superaron las 500.000 toneladas y generaron divisas por 2.000 millones de dólares, siendo el mayor volúmen exportado en los últimos nueve años. ¿La contracara? el consumo cayó un 2,4% y preocupa el aumento de la faena de hembras.

El último informe elaborado por Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la Argentina (CICCRA) refleja que el 2018 fue un año récord para las exportaciones de carne vacuna, con un volumen de 550.503 toneladas, un 78% de aumento en comparación con 2017.

Es el mayor volumen exportado de los últimos nueve años y Argentina cerró el año pasado en el sexto puesto del ranking de exportadores mundiales. De acuerdo a las proyecciones del movimiento CREA, en el 2019 podría acceder al quinto lugar.

Entre enero y noviembre del año pasado, China y Rusia significaron dos tercios del volumen de carne vacuna exportada desde la Argentina, y en ese período el ingreso por dichas ventas al exterior alcanzó superó los 1.778 millones de dólares. Y si se proyecta lo exportado en diciembre último, las divisas llegarían a los 2.000 millones de dólares, un 66% de incremento en relación al 2017.

De acuerdo a lo expresado por el titular de CICCRA, Miguel Schiaritti a Infobae, «a los principales destinos de exportaciones se está comercializando mucha vaca y no cortes de alto valor que permitan un mejor precio al ganadero por la hacienda que vende. Cuando hacemos un análisis muy profundo del tema, nos encontramos que nuestro país de 10 kilos que exporta, 7 fueron de vaca, y con una importante demanda por parte de China».

Como dato preocupante que aparece en el informe, se ubica en primer lugar el aumento de la faena de hembras. Durante el año pasado la participación de las hembras en la faena llegó a 45,5%, convirtiéndose en el porcentaje más elevado desde la fase de liquidación que fue récord entre 2007 y 2009.

Este aumento de la faena de hembras se explica por el impulso de la demanda de China y Rusia y además por la restricción crediticia en nuestro país que derivó en que los productores necesitan desprenderse también de vaquillonas, cuya faena creció 22,8% anual en 2018.

Schiatti además, comentó: «Tenemos que tener en cuenta, por otro lado, la enorme devaluación sufrida en los últimos siete meses que hizo que el maíz de 2,50 pase a 6 pesos, con lo cual la cría a corral dejo de ser un negocio rentable: producir un kilo de carne sale entre 60 y 70 pesos y cuando un animal se está vendiendo entre 45 y 50 pesos. Y con las tasas de interés actual, el criador no tiene más remedio que vender la vaca en vez de endeudarse con el sistema financiero».

«Me preocupa toda esta situación porque el aumento de la faena de hembras se está registrando en momentos donde la vaca está en su mejor época productiva, porque se encuentra con un ternero al pie y terminando el período de servicio. Si en estos momentos estamos sacando la vaca que está en producción, quiere decir que la rentabilidad de la cría es muy baja y el productor necesita financiarse con la caja de ahorro que implican las vacas», explicó el presidente de CICCRA.

Consumo y precios

Otra de las preocupaciones es en materia de consumo de carne vacuna, ya que el menor poder adquisitivo de la población impactó en esta situación. El consumo total en 2018 fue de 56,1 kilos por año, un 2,4% por debajo que en 2017.

En lo que respecta a los precios, y de acuerdo al relevamiento realizado por la entidad en carnicerías del Gran Buenos Aires, en el mostrador los cortes vacunos aumentaron durante diciembre pasado un 0,9% con respecto a noviembre. Los cortes de carne aviar se incrementaron un 5,3%, y los de carne porcina un 4,4%. Durante el 2018, el valor de la carne aviar aumentó un 49,6%, la carne porcina un 32,3% y la carne vacuna un 27,5%. (infobae.com)

Comentarios

Comentarios