Fletcher, héroe del Ramírez

973

Otra tarde perfecta vivieron los amantes del turf del otro lado del charco. Ayer en el Hipódromo de Maroñas se disputó la edición 2016 del Gran Premio José Pedro Ramírez (G1), nada menos que la prueba máxima del turf uruguayo, y la jornada resultó una fiesta inolvidable.

Por la paridad de fuerzas que tenía la carrera se aguardaba una definición cerrada, sin embargo Fletcher terminó ganando con amplitud y dejó con las ganas a quienes acudieron al hermoso escenario colonial para presenciar un final apretado.

Corrido de manera impecable por Luis Cáceres, el hijo de Eclesiastic criado en esa cuna de campeones llamada Haras Don Alfredo, avanzó en el codo con mucho ímpetu. Y pese a dominar bien temprano en la recta, su jinete no le pidió el último esfuerzo hasta los 100 finales. A partir de allí el crédito del stud 3 de Enero estiró ventajas y desató la algarabía.

La organización de esta edición del Ramírez fue perfecta y 20.000 personas disfrutaron de una verdadera fiesta popular al aire libre.

El banquete clásico en Maroñas comenzó con el Gran Premio Ciudad de Montevideo (G1), donde la yegua americana Gulia se impuso por 10 1/2 cuerpos sobre Bright Chris, en 2’02” 04C.

Vino segunda de la puntera Storm Danger, la emparejó en la recta y de ahí en adelante se hizo inalcanzable. La entrenada por Jean M. Ramírez fue la gran favorita y la llevó al triunfo Carlos Bueno.

La segunda topada de Grupo 1 de la agradable jornada maroñense, el Gran Premio Piñeyrúa (G1), regaló una emotiva definición. El triunfo fue para Benizi, que con una impecable conducción de Carlos Suárez superó por una cabeza a Longchamp, luego de 1’ 36’’ 59/100 para la milla. El jinete de Jardín Di Nápoli, que finalizó tercero a 2 cuerpos, entabló reclamo pero su pedido no prosperó.

Satisfecho por el éxito de la jornada, Gabriel Gurméndez, CEO de HRU, trazó planes para el futuro: “Construiremos la pista de césped, nuevos boxes y seguiremos llevando las carreras de Maroñas a otras partes del mundo”.

Comentarios

Comentarios