Fuerte respaldo al fiscal Campagnoli

1045

Bajo el lema “Basta de impunidad”, se desarrolló una marcha ante la sede del Ministerio Público, donde se realizó el jury contra el funcionario que se animó a investigar al empresario Lázaro Báez.
Cuando ya se cumplió la tercera jornada del jury que se inició a instancias de la procuradora Alejandra Gils Carbó, cientos de personas se manifiestaron frente a la sede del Ministerio Público, en Avenida de Mayo 760, para pedir por la continuidad de José María Campagnoli. La marcha había sido convocada por la hermana del funcionario y agrupaciones como Será Justicia, que acusan que sus suspensión responde a intereses políticos.

En diálogo con Infobae, Marcela Campagnoli explicó días atrás que es “una marcha contra la impunidad, es por todos, por la república”. Y estimó que además de apoyar a su hermano, habría quienes acudirían al lugar para respaldar también a los jueces Ariel Lijo (a cargo de la causa Ciccone), y Luis Herrero y Emilio Fernández, quienes podrían ser echados luego de fallar a favor de jubilados.

En el lugar se había montado un escenario por donde pasaron allegados al fiscal, como familiares o colaboradores. Las imágenes mostraban a numerosas personas portando banderas argentinas y carteles con consignas alusivas a la Justicia. En los primeros minutos, se oyó al unísono el grito con su nombre.

A esa hora, con ocho grados de temperatura, ni Campagnoli, ni sus defensores, acusadores o integrantes del jury se encontraban en el interior del edificio: la tercera audiencia había finalizado pasada las 14 y todos los empleados se habían retirado de las instalaciones.

En la carta de convocatoria a la marcha que publicó en su muro de Facebook, Marcela Campagnoli señaló que “no es el cargo de un fiscal lo que está en juego” sino “mucho más”. Y afirmó que “se juega el futuro de la república, la independencia de poderes, la recuperación de la dignidad de la persona humana y la plenitud de vivir dentro del Estado de derecho, con la garantía de que todos somos iguales ante la ley”.

En declaraciones a este medio, el miembro de Será Justicia –entidad que reunió miles de firmas a favor del fiscal– Juan Curuchet explicó que la fecha se eligió porque es en medio del juicio (la sentencia podría ser el 24 o 25 de junio), en un día que la selección argentina no disputa ningún partido en el Mundial de Brasil.

A entender de los organizadores, la Copa del Mundo es un factor a tener en cuenta. De hecho, son muchos los que vieron una maniobra detrás de la decisión de que el juicio se lleve adelante en un momento en que el centro de la atención estará puesto en el fútbol. “Quien lo vea se va a dar cuenta de que es una payasada, pero nadie lo va a ver”, consideró Curuchet al cuestionar la coincidencia de ambos temas.

La movilización había cosechado en la víspera numerosas adhesiones de políticos de la oposición. El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y las diputadas Elisa Carrió, Laura Alonso y Patricia Bullrich eran sólo algunos de los nombres que se hicieron eco en las redes sociales.

Campagnoli es sometido a juicio bajo la acusación de abuso de autoridad y de que se excedió en sus competencias en la investigación por la ruta de lavado de dinero que salpicó al empresario santacruceño Lázaro Báez. Al término de la segunda audiencia, el fiscal confió en que el resultado del proceso le será favorable al observar que “queda en evidencia la poca sustancia de lo que han venido denunciando”.

El jury continuará hoy con los últimos testigos y, según está previsto, el martes habrá alegatos. La intención es dar un veredicto -sobre la destitución o no del fiscal- el miércoles próximo.
(Infobae)

Comentarios

Comentarios