GRAVE: El rector de la UNaF, Augusto Parmetler utiliza la universidad para adoctrinar

98

En los últimos días se ha difundido un video en donde el rector de la Universidad Nacional de Formosa Augusto César Parmetler, ante autoridades educativas provinciales, docentes y alumnos, expresa que “la universidad decidió participar en la actividad política”, que “hemos decidido formar parte de la campaña” y desde toda la Universidad “sumarnos al proyecto de GildoInsfrán y al modelo formoseño” .

Luego de esta difusión, el senador Naidenoff señaló que “lo que expresa el rector es sumamente grave. Está expresando claramente sin ningún disimulo que va a utilizar la Universidad, sus recursos y estructuras para acompañar la campaña política de Insfran. Es una práctica absolutamente autoritaria y antidemocràtica.

Estamos hablando de una Universidad Nacional que debe ser autónoma, que se solventa con recursos nacionales, que tienen que estar a disposición de dar un aprendizaje de calidad y plural a los alumnos formoseños, no a disposición de la política y de un candidato en base a las preferencias de un Rector”.

“Esto no significa que cada uno no sea libre de tener su propia pertenencia política, ni que desconozca que las Universidades son centros donde se desarrolla la vida política por excelencia. Pero eso está muy lejos de que una Universidad se convierta en un centro de campaña, de disciplinamiento y de adoctrinamiento ideológico en beneficio de un determinado gobierno” agregó el legislador.

Naidenoff también reflexiono que “estas declaraciones no solo son una afrenta a todos los formoseños, sino a la enseñanza universitaria pública de todo el país. Argentina tiene el reconocimiento a nivel regional e internacional de haber sido faro en la lucha y garantía de la autonomía universitaria.

Apenas un año después del centenario de la Reforma Universitaria Argentina, aquel histórico movimiento encabezado por los jóvenes e intelectuales de la Universidad de Córdoba que contagió el espíritu reformista a todo el país, hoy los formoseños somos testigos de la violación del principio de autonomía, una de las bases fundamentales que sostiene las Universidades Públicas argentinas y que las hacen ser lo que son”.

“La autonomía es un principio rector, garantía de que nuestros centros de enseñanza superior por excelencia sean espacios plurales, libres de injerencias partidarias que sesguen la educación. Como sociedad consideramos que este principio es tan importante de mantener que en la reforma de 1994 lo incluimos en el propio texto constitucional en el artículo 75, inc. 19, que establece que hay que defender la autonomía y la autarquía de las universidades nacionales” explicó.

El legislador recordó que “lamentablemente estas expresiones del rector no nos sorprenden, porque bajo estas autoridades sin ningún disimulo se hace un uso político de la Universidad desde hace muchos años, y hay muchos antecedentes de denuncias de irregularidades. Por ejemplo, el año pasado diversas agrupaciones docentes denunciaron prácticas antidemocráticas en las elecciones internas del Consejo Directivo y del Consejo Superior.

Y la propia Auditoría General de la Nación aprobó un informe a fines del 2018, mediante la Resolución 192/2018 en donde se denuncia una serie de irregularidades muy graves, como que se realizaron registraciones con posterioridad al cierre del ejercicio modificando la registración contable, que el propio Rector se auto asignó adelantos de fondos, licitaciones irregulares que ya estaban negociadas a dedo. En este informe la Auditoría concluye que “Las deficiencias puestas de manifiesto en materia de remuneraciones como de ejecución presupuestaria requieren la urgente intervención de las Autoridades de la Universidad”.

Creo que esto tiene que ser un llamado a la reflexión a todos los formoseños. Cuando un modelo político avanza sin ningún límite sobre la independencia de todos los poderes y organismos de la provincia, cuando un gobierno se siente dueño del Estado y de todos sus espacios, y cree que puede disponer de ellos como se le antoje, es la sociedad la que tiene que despertar y poner un freno. Porque lo que está en juego es la libertad, y los pilares de un sistema democrático” finalizó Naidenoff. (elcomercial.com)

Comentarios

Comentarios