Insfrán presidió el acto de incorporación y ascenso del personal de la Policía provincial

72

El gobernador Gildo Insfrán presidió este miércoles a la mañana en el estadio Cincuentenario la ceremonia de incorporación de 592 cadetes policiales y la entrega de las insignias de ascenso a 721 efectivos, renovando así el Estado formoseño “el cumplimiento irrestricto a la carrera policial”, según se expresó.

Se cuentan en cerca del millar y medio los efectivos, entre los ascendidos y los que se sumaron a la fuerza tras superar el riguroso proceso de formación, tanto oficiales ayudantes y Técnicos superiores en Seguridad Pública y Técnicos superiores en Seguridad Penitenciaria, y los flamantes agentes. Incluso, implica un número importante de recursos humanos que se suman a la labor policial con el principal propósito de resguardar la seguridad pública de la ciudadanía formoseña.

El primer mandatario estuvo junto al presidente provisional de la Legislatura, Armando Cabrera; el intendente, Jorge Jofré; el jefe de Gabinete, Antonio Ferreira, y el ministro de Gobierno, Jorge Abel González.

Tras las bendiciones de insignias que luego recibieron los ascendidos, se dieron detalles acerca de los fundamentos de sendos decretos del PEP disponiendo la promoción al grado inmediato superior de los 721 efectivos policiales, tanto en la escala superior y en la de suboficiales.

En el caso de los flamantes cadetes, un centenar de ellos tienen la formación específica en materia penitenciaria. El personal femenino incorporado a la fuerza asciende a 128.

“Enorme impacto presupuestario”

El ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, Jorge Abel González, significó el “enorme impacto presupuestario, demostrativo de una administración saneada y transparente, permitiendo orientar los recursos de todos los formoseños a brindarle a cada uno de ellos una mejor calidad de vida, dentro de la cual ocupa un valioso escalón la seguridad pública”.

Arroyo

Por su parte, el jefe de la Policía, comisario general Walter Arroyo, les dijo a los nuevos efectivos que “se incorporan a una fuerza que los va a cobijar, pero que les va a exigir el máximo compromiso funcional y personal”. (lamañanaonline.com)

 

Comentarios

Comentarios