LA PRIMAVERA: Félix Díaz presentó una denuncia ante la Justicia Federal por el “daño agravado” a la radio Qom

217

El dirigente de la comunidad indígena Potae Napocna Navagoh de La Primavera Félix Díaz presentó una denuncia ante la Justicia Federal contra miembros de una familia de apellido Sosa, responsabilizándolos del “daño agravado” cometido contra la FM Qom 89.3, cuya antena fue derribada en diciembre pasado.

En el documento, Díaz denuncia el “daño agravado por ser cometido en despoblado y en banda, y a un servicio público”, como lo es el de radiodifusión. Por este delito responsabiliza a “Mario Aponte, Nancy Sosa, Gladys Sosa, Lucía Sosa y Pamela Sosa, entre otros”.

El dirigente recordó que “en el marco de la Ley N° 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual, la comunidad qom Potae Napocna Navogoh inauguró su radio comunitaria FM Qom 89.3. El 27 de abril de 2012, la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), actual ENACOM, según Resolución N’ 0540/12, aprobó por Acta de Directorio N° 00026, Expediente N° 29-AFSCA 2012, el permiso para que la comunidad instale, opere y ponga en funcionamiento una estación de radiodifusión sonora, por modulación de frecuencia, en la Colonia La Primavera”.

“El objeto de la puesta en el aire de la emisora consiste en difundir vivencias, problemáticas y recuperar valores identificatorios de la cultura ancestral y tradicional del pueblo Qom, que ejerce su derecho a la comunicación e información. La FM Qom 89.3 se hizo de un espacio en la vida comunitaria indígena para informar, brindar un servicio y entretener con música ‘evangélica’ o ‘moderna’”, reza textualmente la denuncia.

Justamente, al comentar a los medios sobre el daño a la antena, Díaz había mencionado que “molestaba” que se aborden los temas de la comunidad y que se difundieran. En el mismo sentido, en el texto judicial se enfatiza que “es la emisora que creó la comunidad y que a diario se sostiene a partir de la producción de sus propios discursos en nuestra lengua qom ‘l’aqtaqa’ y en español”.

Para contextualizar “el atentado a la radio” denunciado ante la Justicia Federal, Félix Díaz evocó los incidentes ocurridos el 23 de noviembre de 2010, a los que calificó como “un violento desalojo de la RN 86, que se encontraba ocupada por la comunidad desde hacía cinco meses cuyo resultado fue el fallecimiento de un hermano de la comunidad y de un oficial de la Policía de la provincia de Formosa”. Luego de esto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos –CIDH-, con número MC N° 404-10 con fecha 21 de abril de 2011 dictó una medida cautelar, “a los fines de garantizar mi integridad física, la de mi familia y de los miembros de La Comunidad Potae Napocna Navogoh”, detalló el qarashe.

En virtud a esta medida -recordó Díaz- “se estableció entre el Estado nacional y la Provincia de Formosa un protocolo de seguridad, con el objeto de dar cumplimiento” a ésta. A raíz de ello, se coordinan acciones en conjunto entre la Policía de la provincia de Formosa y la Gendarmería Nacional Argentina -GNA-; esta última dispuso varios puntos de control. Uno de ellos sentó base hasta principio del presente año dentro en el CIC, que sirvió para dar cumplimiento a la manda judicial y además para la protección de la radio FM Qom 89.3.

Hechos

Refiriéndose a los hechos que denuncia, Félix Díaz aseguró en el documento que el 26 de diciembre de 2018 “desde horas de la mañana, la familia Sosa, compuesta por las Sras. Nancy Sosa, Pamela Sosa, Gladys Sosa, Lucía Sosa, y el Sr. Mario Aponte, esposo de Nancy Sosa, comenzaron a agredir verbalmente a todas las personas que se encontraban dentro del Centro Integrador Comunitario, en donde funciona la radio FM Qom 89.3 de la comunidad”.

“El hostigamiento por parte de la familia Sosa, y Mario Aponte, continuó durante casi todo el día. A punto tal de que permanentemente interceptaban a cualquier persona con ánimo de ingresar al predio radial, a fin de imposibilitarles el ingreso al mismo”, relató.

Díaz denunció que “los insultos hacia mi persona y al resto de los miembros de la comunidad apostados dentro de la radio fueron constantes e insostenibles”.

“Pasado el mediodía, la situación se tornó más violenta debido a que la familia Sosa empezó a arrojar proyectiles a la emisora radial, rompiendo varios vidrios del CIC ante el intento del personal policial de la provincia de Formosa, y de Gendarmería Nacional Argentina por calmar a los violentos. La situación era replicada por la familia Sosa, que cada vez se ponían más alterados y violentos”, aseguró.

Continúa la denuncia: “En horas 22 del mismo día miércoles 26, la situación se volvió a poner muy violenta, ya que la familia Sosa en su totalidad y con menores incluidos ingresó al predio del CIC con violencia, intentando interrumpir la radio. En el medio del tumulto de gente, gritos, agresiones verbales y físicas propinadas por los Sosa, se escuchó un fuerte estruendo”.

Momentos después de este hecho, Félix Díaz declara haber percibido que la antena de la radio de FM Qom 89.3 había sido derribada, “debido a que cortaron los soportes de anclaje que sostiene la estructura de aproximadamente 20 metros de alto”.

“En ese momento, Pablo Asijak pudo divisar al Sr. Mario Aponte salir corriendo desde dentro del predio de la radio, por el lado donde estaban los soportes de la antena. Rápidamente, la familia Sosa se retiró del predio hacia su domicilio ubicado en línea recta, a unos 90 metros de la radio”.

El texto presentado ante la Justicia asegura que la situación descripta en el párrafo precedente “marca que la irrupción a la fuerza fue a modo de distracción mientras el Sr. Aponte cortaba los cables del soporte y anclaje de la antena. Asimismo, pudimos observar minutos después que el alambrado perimetral lateral fue cortado, por donde huyó el Sr. Aponte una vez cumplido su objetivo”, concluyó el relato.

Pedido

En la parte final de la denuncia, Díaz solicita a la Justicia Federal que tenga presente su denuncia y, entre otros puntos, se impulse una nueva acción penal contra los denunciados, así como que conceda una medida cautelar para “salvaguardar a la emisora”.

Comentarios

Comentarios