LAGUNA NAINECK: Don VIRGILIO CANTON, Artífice de la organización institucional del gobierno comunal.

592

Conocido notablemente como “don Kiñito”, Virgilio Cantón nació en la ciudad de Clorinda, el 26 de junio de 1924; desde muy joven abrazó la carrera política afiliándose a la Unión Cívica Radical, ideología que llevó como bandera durante toda su vida hasta que la muerte lo sorprendió en la noche del 26 de diciembre de 2001.

Hombre inquieto, de ideas y acciones altruistas, formó matrimonio con doña Simbelina Concepción Rojas (paraguaya), apodada “doña Hija”, quienes vivían en total modestia en el cruce del viejo trazado de la Ruta Nacional Nº 86 y el acceso a la colonia Loma Ybytú, en una vivienda adquirida a don Claudio Pasarín, parte de un predio ocupado desde el año 1937.

Ya en la localidad que adoptó como propia emprendió varias actividades agrícolas y una incipiente producción ganadera dedicada al tambo para venta de leche y queso, elaborado por las manos de su señora esposa.

Años más tarde se dedicó a la explotación de una panadería, cuyos productos él mismo, en persona, distribuía en los comercios de la zona.

Pero su verdadera pasión fue la política, actividad que le permitió entablar amistad con personalidades eminentes tanto a nivel local, provincial y nacional, y formar cuadros políticos cuyos integrantes se convirtieron en dirigentes de talla no solo en esta localidad sino en toda la zona norte de la provincia. En la década de los años sesenta, con el gobierno de Alberto Montoya, ocupó una banca de diputado provincial por la UCR, cargo que enalteció  desarrollando y ejecutando acciones de bien.

Una de sus iniciativas más importante en su carácter de diputado provincial fue la de convocar a una asamblea comunitaria en el domicilio de don Basilio Bondaruk para constituir la primera Comisión de Fomento, asamblea de la que participaron caracterizados vecinos el día 23 de febrero de 1964. Dicha organización de la sociedad civil fue aprobada por Decreto Provincial Nº 1.925 del Poder Ejecutivo Provincial, firmado por el gobernador Alberto Montoya aprobando la siguiente nómina, como presidente: don Salvador Montanaro, vicepresidente: Federico Báez, secretario: Héctor Rodolfo Carrizo, tesorero: Gerónimo Caballero, vocal 1º: Cristobal J. Boscarino, vocal 2º: Martín Aguirre, vocal 3º: Juan Bachaquí, vocal 4º: Gilberto Medina y vocal 5º: Pedro Acosta Román. Esta comisión de Fomento fue la primera institución de gobierno comunal que comenzó a administrar los intereses del pueblo.

Su actividad pública continuó en forma intensa;  fue el propulsor junto con un grupo de vecinos de la creación del Hospital Rural en el año 1964, facilitando la llegada de profesionales médicos a nuestra localidad y a varios pueblos de la provincia. Es loable destacar que gracias a las actividades de la comisión cooperadora del hospital se adquirió un vehículo equipado como ambulancia de dicho nosocomio. Durante su gestión como legislador propició una importante reforma agraria en la localidad, concretando la distribución de tierras aptas para la actividad agropecuaria a muchas familias en zonas de las colonias Ceibo Trece y Toro Paso, entre otras, con el otorgamiento del título de propiedad definitivo. En el aspecto educativo cabe resaltar su intervención en la creación de varias escuelas primarias; en lo deportivo, tuvo destacada actuación como dirigente de la gloriosa Liga Naineckense de Futbol llegando a ocupar la presidencia de dicha institución;  también dedicó su tiempo en las actividades hípicas, siendo el mentor del campo hípico que tras su muerte llevó como nombre “Campo Hipico Don Kiñito”, hoy desaparecido.

Sus acciones también se centraron en impulsar el trazado de rutas provinciales y vecinales, entre los que se pueden destacar la construcción de terraplenes disponiendo desinteresadamente en lo particular para tales menesteres, de sus propias máquinas y herramientas.

Con el devenir de los tiempos de la nueva democracia, Virgilio Cantón continuó con sus tareas políticas y sociales. Presidió el comité de la Unión Cívica Radical local por varios periodos junto a hombres y mujeres que transitaban a su lado en su prolífica labor. En 1983 fue electo nuevamente Diputado Provincial por la UCR, integrando el movimiento interno de Renovación y Cambio de Raúl Alfonsín a nivel nacional y de Alberto Maglietti a nivel provincial. En dichas elecciones logró imponer con su equipo político como jefe comunal por dicho partido a Bernardino Salinas y como concejales a Bruno Vergara y Edgardo Scribano. Su tarea continuó con la defensa de los intereses de los hombres del campo centrados en la producción bananera y algodonera. Propició la instalación de un campamento vial dependiente de la Dirección Provincial de Vialidad para el mantenimiento de los caminos provinciales, la construcción del acceso pavimentado a la localidad, la creación de una delegación de correos y de una sucursal del Banco de la Nación Argentina, éstos dos  últimos proyectos no concretados.

Hombre honesto, noble, respetado, de condición moral que debe servir de ejemplo; Virgilio Cantón cultivó la humildad y la sencillez sobresaliendo su altruismo desde su condición de vecino común o como hombre público. Su personalidad y su labor por su paso por este pueblo que adoptó  merecen un justo reconocimiento de quienes somos parte del presente. Más que seguro así se hará.

Comentarios

Comentarios