Las finales de la Libertadores entre Boca y River se jugarán sin visitantes los sábados 10 y 24 a las 17

52

Los presidentes de River y Boca indicaron que la medida de implementar el público visitante “puede generar inconvenientes a ambos clubes, porque además de los 4000 lugares, deberían organizarse pulmones acotando así la concurrencia local”.

Las finales de la Copa Libertadores de América entre Boca Juniors y River Plate se jugarán sin hinchas visitantes el sábado próximo en La Bombonera desde las 17 y el sábado 24 a la misma hora en el Monumental, confirmó hoy el presidente de la Asociación Argentina de Fútbol (AFA), Claudio Tapia.

En una conferencia de prensa junto a los presidentes de Boca y River, Daniel Angelici y Rodolfo D’Onofrio, respectivamente, “Chiqui” Tapia confirmó los días sábados y la modificación del retraso de una hora en relación a lo que había sido programado por la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

La primera será en la Bombonera y la revancha se disputará en el estadio Monumental.

Los tres mandatarios se reunieron por espacio de una hora en el despacho presidencial del edificio ubicado en Viamonte 1366 y definieron todo para los superclásicos correspondientes a las finales de la Copa Libertadores de América.

En primer lugar, se ratificó la decisión de los clubes de no recibir público visitante a pesar de la intención del presidente de la Nación, Mauricio Macri, y la disposición de los organismos de seguridad.

Luego, más allá del pedido conjunto de Boca y River, la Conmebol fijó su postura de no mover el partido para el domingo y no hacer lugar al deseo de la comunidad judía.

“Hicimos las gestiones para cambiar por el pedido de una comunidad pero Conmebol nos dio sus razones y fijó las fechas para el sábado”, explicó D’Onofrio tras responder una de las cinco preguntas que se permitieron durante la conferencia en el salón de la AFA.

En esta línea, Angelici confesó que le “hubiera gustado” que Conmebol consulte con AFA las fechas ya que el fin de semana se disputa la Superliga Argentina de Fútbol y los torneos de ascenso pero que “acepta” lo que dictó la entidad organizadora del evento sudamericano.

En cuanto a la posibilidad de recibir público visitante, D’Onofrio agradeció “la opinión” de Macri y la disposición del Ministerio de Seguridad por brindar “las garantías” pero ratificó la decisión conjunta con su colega Angelici de no llevarlo a cabo.

A su vez, el mandatario “millonario” puntualizó la necesidad de “disfrutar” estas finales y bajó un mensaje de paz en la previa de los Superclásicos.

“Hay que disfrutar estos partidos porque tenemos la oportunidad de jugar la final del torneo más importante de Sudamérica. Pedimos ayuda al periodismo para que se disfrute y tenemos que lograr que la gente entienda que es un juego. Todos tenemos que poner lo mejor”, expresó D’Onofrio.

Angelici y D’Onofrio volvieron a mostrarse juntos públicamente luego de la participación de ambos en un programa de televisión el domingo por la noche donde ya habían adelantado la intención de jugar sin público visitante y el día de domingo.

El primero en arribar a la sede de AFA fue Tapia, luego lo siguió Angelici y por último arribó D’Onofrio.

La reunión se llevó a cabo en el despacho presidencial del tercer piso, duró aproximadamente una hora e incluyó una conversación telefónica con el titular de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez. (laprensa.com)

Comentarios

Comentarios