Libertadores: estrategias de Boca, River y el Papa Francisco para bajar tensión al superclásico

47

El día del superclásico se acerca y la tensión se acumula. Para bajar el dramatismo de la superfinal, los clubes, el Estado y hasta el Papa intervinieron.

Para evitar la tensión en el marco de la competencia que disputarán este sábado River y Boca en la superfinal de Copa Libertadores, varias estrategias entraron en acción.

Tanto los clubes como el Gobierno, un banco estatal, un trabajador social de renombre y hasta el Papa buscan contener el dramatismo.

“La Copa Libertadores se queda en Argentina. Festejemos”, dice un afiche en el que se ve a dos nenes de espaldas y abrazados con las camisetas de los equipos. La idea fue de Enrique Albistur, un publicista especializado en campañas políticas y cercano a Rodolfo D’Onofrio, el presidente de River.

“Como esto arrancó con el presidente Mauricio Macri complicando las cosas con la idea de llevar visitantes a los estadios de la final, se intentará poner algo de calma y mirar lo más importante, que es que la Copa Libertadores se quedará en la Argentina”, dijo el creador del afiche a LA NACION.

“Le mandé la copia del afiche a a Angelici y me dijo que estaba de acuerdo, que le gusta la idea”, reveló D’Onofrio. “Tenemos que trabajar todos en mostrar que esto es un juego. Ganar o perder no le va a cambiar la vida a nadie”, expresó al mismo medio.

Por su parte, el gobierno de la ciudad busca una “pedagogía del entendimiento” y hasta el líder de red solidaria, Juan Carr, buscará donantes de sangre ese día.

En el Café Tortoni, por ejemplo, reunirán a Ubaldo “Pato” Fillol, Carlos Navarro Montoya, Leonardo Astrada, Antonio “Chipi” Barijho, Nestor Gorosito y Mauricio “Chicho” Serna para difundir un mensaje positivo.

Finalmente, el sumo pontífice argentino busca la posibilidad de que D’Onofrio y Angelici planten un olivo en la Plaza Vaticano, junto al Teatro Colón, antes de que llegue el primer partido. (diario26.com)

Comentarios

Comentarios