Los pasajes al interior de la provincia aumentaron un 20%

936

Quienes deseen viajar por este fin de semana al interior para estar con sus familias, o venirse desde esas localidades hacia la capital, deberán desembolsar bastante más que la última vez. Este fin de semana pasado se produjo un incremento en todos los precios de boletos para el interior.

Ayer El Comercial y Radio Uno salieron a charlar con los empleados de las distintas boleterías de las diferentes empresas que brindan servicios para el interior y todos coincidieron en que “hay una muy baja demanda a estas alturas del mes para los destinos tradicionales” como son Córdoba, Santa Fe o Buenos Aires; pero en lo que respecta al precio de los pasajes para los servicios al interior, sufrieron un incremento de entre el 20 y el 22%.

Según las empresas consultadas, los precios tienen variaciones de apenas monedas, por caso, viajar de Formosa a Pirané tiene un costo de 70 pesos, en tanto para ir a Las Lomitas hay que desembolsar 198 pesos, para ir hasta Ingeniero Juárez el costo es de 295 y para Laguna Blanca el costo es de 86 pesos.

En tanto, consultados sobre los destinos más demandados, en el interior, son Clorinda, El Colorado, Laishí y Pirané.
La gente: el termómetro del aumento

Radio Uno consultó con la gente respecto de si habían sentido el impacto del aumento y la respuesta fue contundente: “Se siente y mucho, porque hace una semana pagábamos un precio, y sin aviso, tuvimos que desembolsar más”.
“Hubo un aumento claro, porque la última vez que pagué fueron unos 45 pesos y ahora tuve que pagar 95 por ahí”, comentó un joven que se dirigía a Corrientes.

El corte de energía eléctrica afectó también a los comerciantes de la ETOF
También este martes cuando se produjo el corte de luz cerca de las 20 y que duró más o menos unos 40 minutos, dialogamos con la gente que trabaja en la Estación Terminal de Ómnibus de Formosa (ETOF) donde muchos coincidieron en que debieron cerrar mucho antes sus negocios porque “había gente que estaba rondando y no daban la imagen de tener buenas intenciones”.
“No había seguridad suficiente, tenemos a los chicos que son como tres o cuatro, la seguridad de acá, pero no daban abasto con tanta gente y en la oscuridad”.

“Intentamos llamar a Refsa, pero sonaba dos veces el teléfono y después ya daba ocupado”, comentó otro comerciante de la zona. (EL COMERCIAL)

Comentarios

Comentarios