Macri condenó «represión desplegada por Maduro» para impedir llegada de ayuda humanitaria

437

El presidente Mauricio Macri condenó «la represión desplegada» por su par de Venezuela, Nicolás Maduro, quien durante este fin de semana impidió el ingreso de ayuda humanitaria a su país.

El jefe de Estado argentino opinó que la situación en la que viven los habitantes de la nación caribeña «es dramática» y ratificó su apoyo a la Asamblea Nacional.
«Quiero condenar la represión desplegada por Maduro y sus acciones para impedir que el pueblo venezolano reciba la ayuda humanitaria», escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

Macri publicó este mensaje luego de los disturbios que se generaron en la frontera entre Colombia y Venezuela, cuando los militares chavistas se enfrentaron con civiles que intentaron pasar camiones con comida y remedios.

Durante los incidentes murieron al menos cinco personas, otras 131 resultaron heridas y más de 50 fueron detenidas, además de que dos de los vehículos que contenían la ayuda internacional fueron incendiados, de acuerdo con lo que precisaron los medios locales.

«Una vez más renuevo el apoyo de Argentina al presidente encargado Juan Guaidó y a los esfuerzos de la Asamblea Nacional para lograr que lleguen los alimentos y las medicinas tan necesarios para aliviar el sufrimiento que Maduro ha impuesto sobre su propio pueblo», agregó Macri en la red social.

Anteriormente, la Cancillería emitió un comunicado en el que también repudió la represión del gobierno chavista, que se replicó además en la frontera con Brasil.

«El Gobierno argentino condena enérgicamente el accionar del régimen de Maduro que impidió hoy el ingreso de ayuda humanitaria proveniente de países vecinos, destinada a paliar la dramática situación en que se encuentran millones de venezolanos en este momento», señaló la cartera dirigida por Jorge Faurie.

Por su parte, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, consideró que «Venezuela es un espejo de lo que hubiera pasado en la Argentina con el kirchnerismo».

«Son regímenes cerrados, blindados, a los que no les importa lo que pase con tal de mantenerse en el poder», consideró durante una entrevista en Radio Mitre.

Para la funcionaria, «se ve difícil la salida porque este poder no quiere irse», pero confió en que «hay formas» para lograrlo porque «ya se han visto» casos de países que pudieron superar situaciones similares. (diario26.com)

Comentarios

Comentarios