Muchas colonias y localidades enfrentan duros momentos por el agua y los caminos cortados

109

Desde diferentes colonias y localidades del interior, el estado de los caminos vecinales y rutas provinciales se ve complicado no sólo por el avance de las aguas que provienen del bañado La Estrella, sino también de las lluvias extraordinarias que se vienen registrando en los últimos tiempos.

En ese marco, pobladores de Estanislao del Campo, Loma Montelindo, General Belgrano, Güemes, Siete Palmas y Colonia Sol de Mayo testimoniaron a La Mañana la situación por la que atraviesan.

Belgrano

A través de la Corresponsalía de General Belgrano, pobladores de los parajes ubicados a lo largo de la RP 22 expresaron su preocupación por el estado de los caminos. “Son unos 16 km por los que debemos transitar docentes, profesores de la Secundaria Rural, personal de salud y productores de la zona. La entrada se encuentra entre Belgrano y General Güemes. Es la ruta provincial 22 que está a unos 16 km -de tierra- de la RN 86”, describieron los lugareños.

“Debemos pasar una laguna muy conocida que se llama El Tatú y como se vienen registrando muchas lluvias, la situación fue empeorando. Ahí está la Escuela 125, donde también funciona el Secundario Rural. Los profesores van todos los días en moto o en autos. Además, hay una sala de primeros auxilios y pequeños negocios. El estado calamitoso de la ruta dificulta todo”, señalaron para comentar que la situación fue planteada a la Dirección Provincial de Vialidad, cuyo personal “fue una vez y dijeron que volverían, pero aún no lo han hecho”, aseguraron.

Campo

Por su parte, pobladores de la Colonia 14 de Mayo, jurisdicción de Estanislao del Campo, denunciaron el estado intransitable en el que se encuentra el camino de acceso al lugar. “La ruta está impasable y esto sucede por no poner tubos y hacer alcantarillas en el camino. Es una vergüenza la falta de acción de la Municipalidad de Campo que nunca hace nada”, refirieron para comentar también que “hace unas semanas vinieron con las máquinas para raspar la ruta y dejaron la tierra a los costados, y con la lluvia se convirtió en una laguna. Hoy ni a caballo se puede pasar porque el animal tiene agua por encima de la rodilla y eso que, como máximo, llovió 50 mm”.

Loma Montelindo y Sol de Mayo

Otra situación similar viven los productores de Loma Montelindo que aseguraron: “Esto jamás pasó en la historia de la zona. En el establecimiento Santa Elena tenemos agua hasta la rodilla. Es muy triste lo que nos pasa y estamos enojados porque esta no es agua de la lluvia, es agua del Bañado que atajaron tanto y ahora llegó porque desbordó. Nosotros estamos muy lejos, pero el agua nos arrasa igual”, relató David Lezcano a través de su muro de Facebook.

Otro caso es el que enfrentan los pobladores de la Colonia Sol de Mayo, jurisdicción de Siete Palmas. En diálogo con La Mañana, Miguel Angel Riquelme relató que “hace más de 15 días los chicos de la escuela primaria de la colonia no tienen clases porque los docentes no pueden pasar los cortes de la ruta; los de la secundaria -que queda en Siete Palmas- no pueden llegar por esta misma situación”. (lamañanaonline.com)

Comentarios

Comentarios