SEMANA SANTA. Turismo puede expandir dengue y chikungunya

962

Sin la eliminación de criaderos del mosquito transmisor Aedes aegypti, seguirán diseminándose los virus y aumentando los infectados, alertan desde el Paraguay. En lo que va del año ya ascienden a 507 casos, entre ambas enfermedades en ese país.

La Semana Santa se acerca y la gran movilidad de la población en estas fechas (2 y 3 de abril) aumenta el riesgo de dispersión del virus chikungunya y del dengue, que en menos de dos meses ya suman alrededor de 507 casos confirmados; el primero centrándose en área metropolitana y el segundo en el interior del país, donde por lo general se pasan los días san tos junto a la familia. Los casos positivos de chikungunya suman 259 y de dengue 248 hasta el reporte del viernes.

La gran migración de personas podría incrementar el número de casos, atendiendo que al realizar un viaje con los síntomas de estas enfermedades, se puede diseminar el virus ya que se encuentra en activa circulación el mosquito transmisor Aedes aegypti.

El alto índice de infestación larvaria en las ciudades tanto de la capital, el área metropolitana como el interior del país, Coronel Oviedo, Canindeyú y ciudades de Alto Paraná, también inciden en la expansión.

La directora general de Vigilancia de la Salud, Dra. Águeda Cabello, expuso que a un mes de la Semana Santa se emitió la alerta, principalmente para la preparación de las regiones sanitarias del país.

«Sacamos esta tercera alerta que tiene que ver con dengue y chikungunya, debido al aumento de notificaciones de febriles (3.802) y el tiempo de diseminación en el territorio», indicó.

Ya la semana pasada el Ministerio de Salud Pública (MSP) emitió una alerta preventiva con miras a Semana Santa, para que de manera rutinaria se establezcan capacitaciones en forma precoz para la confirmación de casos, establecer las formas de control y gestión con la implementación de la estrategia de movilización social para la eliminación de criaderos, explicó la doctora Cabello

La principal medida de prevención de ambas enfermedades es la eliminación de criaderos del vector, que solo requiere de un poco de agua acumulada durante dos o tres días para reproducirse y convertirse en adulto y vivir un lapso de 30 días, tiempo en que puede depositar más de 600 huevos que se convierten en larvas y sigue el proceso de reproducción.

RIESGO. «Si no eliminamos los criaderos, los mosquitos irán reproduciéndose y tendremos una epidemia de dengue, chikungunya, fiebre amarilla y con riesgo de aparición de otras enfermedades», afirmó al respecto la doctora María Teresa Barán, viceministra de Salud.

Lamentó que pese a la emisión de alertas epidemiológicas a partir del aumento de casos y notificaciones de sospechosos, la situación sigue siendo la misma y no se ve una colaboración de la ciudadanía, de los dueños de propiedades e inmuebles abandonados. «Ya tenemos una alerta epidemiológica donde se advierte que existe un riesgo que la enfermedad se transforme en una epidemia y, con todo eso, lastimosamente la gente sigue sin tomar conciencia», manifestó.

Aseguró que es clave un cambio de actitud de las personas para frenar la circulación viral y para ello es fundamental que se entienda que el enemigo es el mosquito y que hay que eliminarlo, para lo que solicitó que cada persona sea responsable de las condiciones de su vivienda y que se dedique un tiempo diario para revisar y desechar cualquier objeto en desuso que pueda convertirse en un criadero. «Eliminar los criaderos del vector es la estrategia más válida y segura para contener esta enfermedad», puntualizó Barán. FUENTE: Última Hora

Comentarios

Comentarios