TAILANDIA: En marcha la última fase del operativo en la cueva: ya son nueve los rescatados

166

Todavía están en la caverna cuatro chicos y el entrenador de fútbol. Las fuertes lluvias amenazan con complicar el plan de los buzos.

Se desarrolla la última fase del operativo de rescate en una cueva del norte de Tailandia, donde todavía están atrapados cuatro nenes y su entrenador de fútbol. El mal clima y las intensas lluvias podrían complicar la tercera jornada.

Hasta el momento son ocho los nenes salvados. El contingente internacional de rescate tiene previsto meterse en la gruta para salvar al resto del grupo, atrapado a unos 4 kilómetros de profundidad desde el 23 de junio.

Los ochos menores ya rescatados están en buen estado de salud internados en el hospital de Chiang Rai. Se espera que, al igual que en las dos anteriores jornadas, las tareas sean escalonadas y tras la salida los rescatados, sean llevados en helicóptero al centro sanitario.

El primer ministro de Tailandia, Prayut Chan-ocha, visitó a los chicos hospitalizados y a sus familiares. También supervisó el trabajo de las más de 100 personas que participan de los operativos desde que se produjo la desaparición del equipo de fútbol infantil.

Los buzos, junto a las personas atrapadas, tienen que superar un laberinto de galerías parcialmente inundadas para poder salir de donde están. Es un camino por el que deben bucear con visibilidad nula, escalar y caminar entre el barro y las rocas.

Antes de iniciar cada uno de los dos procedimientos de rescate, los buzos les dieron tranquilizantes a los chicos. Fue para evitar un posible ataque de nervios en medio del agua. El rescatista danés Ivan Kardzic explicó que los sedaron para que no entraran en pánico. “No estaban totalmente aturdidos, pero no reaccionaban con normalidad”, aclaró en una entrevista radial.

Con respecto a todas las posibilidades que habían barajado antes de empezar con el dificultoso rescate, el profesional confesó que habían imaginado “todo tipo de escenarios catastróficos”. Desde problemas con los equipos hasta el miedo a que alguno de los chicos se ahogue, ya que no sabían nadar y el camino hasta la salida no iba a hacer ameno. (tn.com)

Comentarios

Comentarios